Noticias

Estudiantes chinos de intercambio en Chile

En los primeros días de julio, cinco estudiantes de grado de Fudan School of Management, China, llegaron a nuestro país gracias a un intercambio con la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile bajo el programa Chilean Immersion Program for China.

El intercambio, que tiene una duración de dos semanas, permite a los estudiantes no sólo tomar clases de negocios y de español, sino también visitar diversas compañías, además de conocer Santiago y alrededores, prometiendo una experiencia inmersiva completa en la cultura chilena.

Al respecto, estuvimos conversando con estos cinco jóvenes chinos: Jiaming (Gavin) Wu, Zhouchen (Yolanda) Xu, Yi (Eve) Zhang, Yue (Ewan) Zhang, Yifan (Ivan) Zhang quienes nos contaron sus experiencias.

Ewan describe su estadía de la siguiente manera: “Creo que todo aquí en Chile es bastante asombroso, la comida, los paisajes y la gente. El vino es maravilloso y como hay mucha exportación a China, espero poder probarlo allí. Quiero conocer más de Chile, viajar”.

Iván, por su parte, agrega: “Fue un viaje largo, ¡pero lo vale! La Facultad de Economía y Negocios es muy buena, las clases son interesantes, las de español sobre todo, además de las otras actividades que organizaron. He aprendido mucho. Creo que vendré a Chile por una segunda vez, es un gran país”.

Eve comenta: “Es un placer venir a este país maravilloso que, si bien queda lejos de mi ciudad natal, realmente vale la pena. La facultad ofrece excelentes clases de español. El profesor que enseña sobre negocios en América Latina es bien reconocido y nos ha dado muchos insights del panorama económico. Me han encantado las visitas a compañías, sobre todo al viñedo. Espero poder venir de nuevo a Chile, quizás en algunos años más”.

Yolanda señala que: “Es mi primera vez en América Latina y es una experiencia maravillosa para mí que me ha dado la oportunidad de explorar el mundo, de experimentar más posibilidades acerca de cómo este puede ser”.

Por último, Gavin añade sobre la experiencia en sí: “En verdad siento que es fantástica; en clases hemos aprendido muchas cosas sobre América Latina, como su historia, economía y negocios. Es un lugar en desarrollo con ciudades muy interesantes y con gente de la cual he aprendido un montón. La verdad es que venir a Chile ha sido muy útil, pese a las 30 horas de vuelo que nos tomó venir hasta aquí” (dice entre risas).